top of page

Jean-Michel Basquiat, el niño prodigio

Actualizado: 27 mar 2023


Irreverente, tanto en el arte como en la vida. Creó un estilo propio diferente a todo lo visto hasta entonces y comenzó una revolución que sigue presente en la actualidad. Fue un genio precoz que ahora es considerado una leyenda.


La gente asumía que Basquiat era una persona sin educación ni cultura, con un talento sobrenatural que tenía desde que nació. Este mito era a veces alimentado por el propio artista, pero provenía de los prejuicios de la gente sobre él. Sin embargo, no era el joven pobre que todo el mundo imaginaba. Basquiat procedía de una familia clase media con un gran conocimiento sobre arte. Su padre era de Haití y su madre de Puerto Rico y vivían en Brooklyn. Fue a escuelas privadas donde siempre destacó por su inteligencia y los tres idiomas que hablaba.



Tenía una gran relación con su madre quien siempre le animó explorar su lado artístico y le educó en arte. Cuando tuvo siete años fue atropellado por un coche mientras jugaba en la calle por lo que tuvo que pasar varios meses en el hospital. Su madre le regaló un libro de anatomía para que aprendiera sobre el cuerpo humano y entendiera lo que le estaba pasando durante el tiempo que pasó ingresado, esto fue determinante en su obra, ya que los dibujos que vio en el libro fueron su inspiración para muchas de sus obras. Le fascinó el hecho de que por dentro todos somos iguales, no había diferencias de color en el interior de nuestro cuerpo.

Con quince años entra a una escuela de arte para adolescentes superdotados, aunque su estancia no duró mucho ya que fue expulsado por echar crema de afeitar en la cabeza del profesor.


Comenzó viviendo en las calles de Manhattan para pasar a vivir bajo los favores de amigos hasta que crea SAMO acrónimo de Same Old Shit junto a su compañero de escuela Al Díaz. Juntos llenaron las paredes de Nueva York haciéndose la mejor publicidad. Todo el mundo se preguntaba quién estaba detrás de la misteriosa firma. Debido a lo famoso que empezó a hacerse decidieron finalizar la actividad poniendo Samo is dead.


Basquiat decidió vivir en la calle, quería experimentar y darle un enfoque diferente a la vida. Para ello duerme en la calle, vende drogas y las consume, trabaja pintando camisetas e incluso de DJ. Todo lo que hace se convierte en un éxito y acaba llamando la atención de la élite neoyorquina.


Frente a la abstracción máxima común de la época, Basquiat presenta cuadros figurativos que representan la contracultura.

Basquiat destacó en los 80. Su objetivo era crear conciencia sobre el racismo que seguía presente en la sociedad. Basquiat, por primera vez reivindicaba los nombres de las personas negras que habían sido olvidadas en la historia del arte. Comienza a pintar “el rey negro”, una figura coronada que representa la cultura afroamericana y la reivindica.


Es en esta época, principios de los 80 cuando Basquiat entabla una gran amistad con Andy Warhol. Fueron una combinación muy beneficiosa, Basquiat aportó frescor y modernidad a Warhol y éste tenía la fama que impulsó aún más a Basquiat al estrellato.


La vida de Basquiat estuvo llena de arte. Creaba con una gran intensidad, sin embargo, su adicción a la droga provocó su muerte a los 27 años.

Es uno de los artistas más famosos de la historia. Expuso y tradujo los problemas de una época de una forma profunda. Fue un revolucionario que no solo cambió el panorama del arte, caló en la sociedad para siempre.







29 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page