top of page

James Turrell, el artista de la luz

Actualizado: 6 jul 2023

James Turrell es un artista que ha hecho de la luz su principal herramienta para la creación de obras que invitan a la contemplación y la reflexión. Para él, la percepción es algo más que la simple visión y la luz transforma nuestra forma de ver el mundo.




James Turrell nació en California en 1943, y desde muy joven sintió una gran fascinación por la luz. A lo largo de su carrera, Turrell ha explorado las posibilidades de la luz como medio artístico. Sus obras no son simples objetos que se contemplan, sino que se presentan como experiencias que invitan al espectador a adentrarse en ellas y explorar sus efectos. Como él mismo explica, "Lo que me interesa es la percepción, la experiencia de la percepción. Y la luz es un medio ideal para explorarla".




Una de las características más notables de la obra de Turrell es su capacidad para crear espacios que transforman la percepción del espectador. Sus instalaciones juegan con la ilusión óptica, la luz y el color para crear sensaciones que van más allá de lo meramente visual. Plantean una forma nueva de arte, como él mismo afirma, "Mis obras no son ni esculturas ni pinturas, son experiencias perceptuales".


Turrell utiliza la luz de forma que parece que el espacio se desmaterializa, creando la sensación de que el espectador está flotando en el aire o que el espacio se expande hasta el infinito. Para ello, utiliza proyectores de luz, espejos y otros elementos que manipulan la percepción visual.




Lo que hace especial a la obra de Turrell es el uso de la luz natural, que se integra de forma armónica con la luz artificial. Sus obras se adaptan a las condiciones del espacio en el que se encuentran, y cambian a lo largo del día y las estaciones del año, creando una experiencia en constante evolución. Según comenta, "Trabajo con la luz natural para que la obra tenga una relación con el mundo exterior, para que sea una experiencia más profunda y completa".


Además de la luz, Turrell también trabaja con otros elementos como el sonido, el espacio y el tiempo. Sus obras buscan involucrar al espectador de forma activa, y transformar su forma de percibir el mundo.


A lo largo de su carrera, Turrell ha sido reconocido con numerosos premios y distinciones, entre ellos el Premio Nacional de las Artes de Estados Unidos en 2013. Sus obras se han expuesto en algunos de los museos más importantes del mundo, como el Guggenheim de Nueva York, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid o el Palacio de Versalles en Francia.



Turrell defiende la importancia de la contemplación y la atención plena. “Creo que la vida es una experiencia increíblemente hermosa, y creo que debemos estar atentos a ella. Si podemos estar en contacto con eso, entonces nuestra vida tiene significado".


En definitiva, la obra de James Turrell es una invitación a la reflexión y a la contemplación de la belleza de la luz y la percepción. Su trabajo ha sido descrito como una experiencia casi mística, y ha influido en la forma en que se piensa y se experimenta el arte contemporáneo.

11 visualizaciones0 comentarios

Commenti


bottom of page